¡NO SE COMO MORÍ!

Era una radiante mañana en la ciudad de Nueva York, en el área de Manhattan, en el sector de mayor exclusividad, Donde se ubican las residencias de los más opulentos multimillonarios. Por una de sus exclusivas avenidas se desplazaba velozmente un costoso y potente auto deportivo. Se trata de un flamante Ferrari, con su color rojo único que identifica a esta famosa marca de vehículos. Su orgulloso dueño se deleitaba de su más reciente adquisición, el olor característico de un auto último modelo que acaba de salir de la agencia, Su tapicería de piel hecha a mano, todos los aditamentos de la más alta tecnología, el potente e inconfundible rugir de su motor, justifican su elevado precio. Definitivamente la diferencia entre los niños y los hombres son el precio de sus juguetes. El próspero hombre de negocios estaba sumamente complacido por su costosa adquisición. Y pensaba que sería una genial idea sorprender a su esposa, para lo cual decide estacionar su Ferrari frente a la exclusiva torre residencial donde tiene su pent hause. Llegará sin avisar y así le dará la sorpresa a su esposa de su elitesca compra. Ingresa a la suntuosa torre residencial, sube a un lujoso elevador de su uso exclusivo, que va directamente desde planta baja, hasta su pent house. Las puertas de su elevador se abren en el interior del gran salón de su fantástica residencia. Pisos de mármol, costosas obras de arte y los mejores muebles que el dinero puede comprar. El multimillonario ingresa llamando a su esposa: ¡Mi amor! ¿dónde estás? ¡Gran sorpresa para su esposa! No le esperaba a esa hora. Ella se encontraba en la alcoba matrimonial, siéndole infiel en su propio lecho nupcial. Traicionaba a su esposo con el chofer de la familia. Al escucharlo de un salto busca algo para cubrir su sensual y promiscuo cuerpo. Y le grita a su amante: ¡Rápido idiota! Escóndete en algún lugar mientras salgo atender a mi imbécil esposo. De esa forma la infiel esposa sale al encuentro del inocente y traicionado hombre. Lo recibe con un efusivo y sensual beso mientras le pregunta: ¡Amor de mi vida! ¿Qué haces aquí tan temprano? A lo que él le responde con mucha emoción: ¿Qué crees? ¡Te tengo una sorpresa! ¿Adivina que compre? Ella muy intrigada le pregunta: ¡Dime mi cielo! ¿Qué compraste? El señalándole hacia la gran terraza le invita a descubrir la sorpresa. El millonario le dice a su esposa: ¡Mi amor! ¿Notas algo inusual en la avenida? A lo que ella le responde con mucha tranquilidad: Realmente no veo nada en particular. Solo que, no se a qué clase de imbécil se le pudo haber ocurrido dejar estacionado un Ferrari allí en la avenida. Tal descuido le saldrá bien caro. Un ladrón está aprovechando para desvalijar el auto. La expresión del rostro del magnate le cambia inmediatamente al escuchar a su esposa. ¡No puede creer que tal cosa esté ocurriendo! Corre junto a su esposa y se percata de la frustrante realidad. Allí estaba un delincuente, que de forma rápida y violenta profanaba tan valiosa obra de la ingeniería automotriz. El millonario no podía creer que su hermoso auto estaba siendo destruido por ese rufián para robar sus refacciones. Su mente se nublo de la ira solo pensaba en la venganza. Por lo que dijo como una sentencia: Ya va a ver ese degenerado que de mí no se burla nadie. Al mismo tiempo el enfurecido hombre corre a su alcoba buscaba con desespero algo que le sirviera para cobrar su venganza ante el maleante. De pronto se fija en una esquina de su habitación, allí estaba un valioso baúl decorativo que había comprado en una subasta. De inmediato levanta el gran baúl de forma inaudita con la fuerza increíble que desarrollan algunos seres humanos, en momentos de crisis y angustia. Lo levanta por sobre su cabeza y corre a la terraza para arrojar el baúl hacia el ladrón. Muriendo en el acto. La esposa aterrorizada presencia tal acto de violencia y primitivismo. Atónita no puede creer lo que está ocurriendo. Ahora es ella quien se torna violenta y le grita histéricamente al magnate que observa la trágica escena, _¡Te has vuelto loco! ¡Nada justifica matar! ¡Eres un asesino! El hombre comienza a reaccionar ante lo que ha hecho en momentos de su demente enojo. Su conciencia lo atormenta y no puede soportar el saberse un asesino. Nuevamente la desesperación nubla su mente y sin pensarlo se arroja al vacío desde la terraza.

Ya en el cielo en un ambiente de paz y belleza celestial, bajo los acordes de las arpas tocadas por los ángeles. Allí se encontraba san pedro, dispuesto a recibir 3 nuevas almas que en ese momento llegaban a las puertas del cielo. El los detiene suavemente con sus manos mientras les dice: _Hijos míos, debo hacerles algunas preguntas para saber si tienen derecho a ingresar al cielo por toda la eternidad. Entonces san pedro se dirige al primer recién llegado y le pregunta: Hijo dime ¿Cómo moriste? A lo cual el hombre le responde: San pedro te cuento que estaba yo desvalijando un Ferrari y en ese momento me cayó un baúl encima. San pedro se dirige al segundo hombre y le repite la pregunta: ¿Y tú dime como moriste? El recién fallecido responde: _Yo me lanze desde la terraza de un piso 50. En ese momento San pedro se fija en el tercer recién llegado y se sorprende al verlo totalmente desnudo, llevándose la mano a la barbilla de forma reflexiva le pregunta al tercer hombre: Hijo mío que extraño verte así, pero dime, ¿ y tú como moriste? A lo que el hombre con gesto de total desconcierto le responde: San pedro vera usted ¡yo no sé cómo morí! Lo último que recuerdo es que estaba haciendo el amor con mi patrona cuando llego el patrón y yo corriendo me escondí en un baúl…

Escrito por YORAXXY DURAN, autor del libro “Con los ojos del corazón”, disponible en amazon, director de www.delvalleoportunidadesturisticas.com, me honrara y agradeceré mucho si usted tiene a bien seguirme y recomendar mis cuentas en: Twitter, Instagram, y YouTube, todas como: @yoraxxy, email:yoraxxy@gmail.com

“LA HERMOSA RUBIA DEL VIADUCTO”


Día sábado, hora: 10 de la mañana, autopista caracas la guaira,
Venezuela, ideal para pasar un espectacular día de playa, por la
autopista venían  bajando con dirección al litoral, un grupo como de
50 motociclistas ¡Eran pandilleros!, su aspecto e indumentaria no daba
lugar a dudas que se trataba de un peligroso grupo de delincuentes. En
cierto tramo de la vía comenzaba un fuerte congestionamiento vehicular
el temible grupo se detuvo, esperaban instrucciones de su líder, era
un alto y fornido hombre de unos 50 años, el cual lo llamaban con el
mote de “ALACRÁN”, todos estaban intrigados deseando saber el motivo
inusual del embotellamiento, alacrán les ordena: ¡Vamos avancen!
¡Iremos entre las filas de los autos!, así sabremos ¿qué es lo que
pasa?, fueron desplazándose hasta llegar a un gran viaducto en su
parte más alta supera, los 500 metros de altura justo en ese punto,
estaba allí la razón de tanto congestionamiento ubicada en la parte
posterior de la baranda, a un paso del abismo amenazando con
suicidarse, sería una muerte espantosa, era una escultural mujer
vestía una diminuta minifalda, que no dejaba nada a la imaginación, se
le detallaban unas bien torneadas piernas y la fuerte brisa costera
dejaba al descubierto, su sensual bikini exhibía también un revelador
escote, definitivamente a lo lejos se percibía que era una rubia
despampanante, unos funcionarios del cuerpo de bomberos estaban
desplegados en el sector, trataban de convencerla que desistiera de
sus intenciones suicidas, ella no acataba las instrucciones de los
funcionarios amenazaba con lanzarse a la muerte, si se le acercaban
alacrán y sus peligrosos acompañantes, observaban toda la situación de
pronto alacrán decide intervenir se baja de su motocicleta de alta
cilindrada, comienza a caminar de forma lenta, intimidante, seguro de
sí, acostumbrado a infundir temor y respeto. Ignora a los funcionarios
del cuerpo de bomberos y se dirige hacia la voluptuosa rubia ella
también se sorprende con la actitud del robusto hombre, la rubia no
dice nada y se mantiene tensa, pero sin moverse quizás se siente
atraída, por la magnética personalidad del agresivo líder, alacrán se
detiene justo frente a la hermosa rubia y le dice de forma autoritaria
¡Muchacha desconozco las razones que tienes para suicidarte! ¿Desearía
saber? ¿Si quieres darle tu último beso a este hombre? la rubia se
sorprende y lo observa intensamente queda magnetizada y extiende sus
brazos en señal de aprobación sin decir nada Alacrán, la toma con
suavidad y firmeza con sus musculosos brazos, para luego darle el más
apasionado y ardiente beso la mujer le corresponde y se funden por
largos segundos “En un beso de película” al finalizar la pareja se
observa de manera especial ¡El amor había nacido entre ellos!, se
habían abstraído del mundo ni siquiera se habían percatado de la gran
algarabía, que habían suscitado entre los presentes, los conductores
de los vehículos, los pandilleros, incluso hasta los bomberos
aplaudían  el beso Alacrán toma la iniciativa y le confiesa a la
suicida ¡Mi amor! ¡Es el mejor beso que jamás me habían dado! ¡No
puedo permitir que te suicides! ven conmigo y te haré feliz por favor
dime: ¿Cómo te llamas? ¿Por qué te quieres suicidar? La chica casi
solloza de la emoción y luego de un gran suspiro responde ¡Me llamo
Carlos!  ¡Quiero suicidarme! ¡Porque mis padres no quieren que me
vista de mujer!, aún no se ha podido determinar si la chica se arrojó,
o si fue empujada al vacío…
Realizado Por Yoraxxy Duran, ojala haya sido de su agrado. Los días
viernes estaré subiendo publicaciones de humor, les invito a seguirme
y recomendar mis cuentas de: Instagram, Twitter, y YouTube,  todas
como: @yoraxxy, si así lo desean podre enviarles a su correo más
chistes de mi colección.  Muchas gracias.

Escrito por YORAXXY DURAN, autor del libro “Con los ojos del corazón”, disponible en amazon, director de www.delvalleoportunidadesturisticas.com, me honrara y agradeceré mucho si usted tiene a bien seguirme y recomendar mis cuentas en: Twitter, Instagram, y YouTube, todas como: @yoraxxy, email:yoraxxy@gmail.com

“EL BORRACHO OSADO”

Era viernes por la noche en la gran ciudad. Luego de una semana de actividad los citadinos se preparaban para descansar ese fin de semana, muchos se disponían a disfrutar esa noche en los múltiples lugares para la recreación que existían en la metrópolis. en las afueras de la gran ciudad en un suburbio de alta peligrosidad donde pocos se atrevían a deambular por sus ruinosas calles en la noche, a expensas de su seguridad. Estaba allí un destartalado bar. Donde solo personas de dudosa conducta bebían y charlaban animadamente. En unas mesas algunos jugaban cartas y realizaban apuestas, en otro extremo del local unas mujeres de lamentable aspecto negociaban con sus potenciales clientes. En fin era un lugar donde se percibía una atmosfera de riesgo y peligrosidad. Allí en este bar de mala muerte en su polvorienta barra, se encontraba un hombre de aspecto humilde, de unos 50 años. Bebía con desenfreno. En ocasiones se levantaba y se dirigía hacia la rocola para introducirle una moneda y así seguir colocando su música de despecho. Ya sumamente borracho se abrazaba a la rocola y cantaba con total desafino las canciones que se reproducían a través de ese equipo de sonido. De pronto la desvencijada puerta del bar es abierta con violencia, de un gran empujón se abre y se golpea con la pared fue tan fuerte el impacto que la puerta se desprendió de las bisagras y quedo colgando de un extremo del marco de la entrada. Todos los presentes intrigados por tal suceso miran hacia la entrada, y atónitos observan como 2 gigantes hombres de raza negra irrumpen en el local. Realmente intimidaban por su actitud desafiante, era obvio que estos hombres de color pertenecían a una peligrosa pandilla de delincuentes. Asi lo indicaban los tatuajes que tenían en sus cuerpos, los que se hacen los asesinos como señal de sus múltiples crímenes. Mal encarados observan a todos los que allí se encuentran, luego comienzan a caminar lentamente hacia la barra allí se sientan y permanecen en silencio. Algunos de los que allí se encuentran disimuladamente comienzan a retirarse del lugar, presagian que un desafortunado suceso ocurrirá en el bar, saben que los enormes y violentos negros también están armados. El cantinero acostumbrado a tratar con delincuentes se dirige a los recién llegados, de igual forma no puede evitar sentir temor ante semejantes malvivientes, les pregunta ¿qué van a tomar? y simplemente los negros lo ignoran y comienzan a observar fijamente al borracho que continua cantando abrazado a la rockola. Definitivamente el borracho ni se ha percatado de la presencia del peligroso dúo de recién llegados, y continua injiriendo el fuerte licor y cantando histéricamente. En medio de su borrachera su turbia mirada efecto del alcohol, se cruza con la fija e insistente mirada de los peligrosos hombres de color. Entonces el borracho se lleva a sus labios la botella que sostiene en su mano y se da un largo trago. Luego vuelve a dirigir su mirada hacia donde están los corpulentos hombres. ¡Allí están ellos! Aun observándolo fijamente. Entonces el borracho entra en cólera. Inmediatamente piensa en voz alta: _ ¿Que se habrán creído? ¡Esos negros degenerados! ¿Creen que les tengo miedo? Quienes están cerca del borracho y le escuchan tal frase de esa temeridad, Tratan de tranquilizar al imprudente hombre, intentan persuadirlo que se calme y se vaya sabiendo que se podrá desencadenar un trágico desenlace para el infeliz borracho.

El imprudente borracho aparta violentamente a quienes tratan de calmar la situación. Y les grita con furia: _!Suéltenme idiotas! ¡Voy a enseñar a esos 2! ¡Que a los hombres se les respeta!

En ese momento a los presentes no les queda duda que se avecina una desigual carnicería que los negros simplemente descuartizaran al pobre borracho. Entonces muchos de los presentes comienzan a salir del bar despavoridamente. Nadie desea presenciar el sangriento hecho que esta por ocurrir. Al mismo tiempo el borracho llega y se planta desafiante ante los 2 hombres que lo miran sin decir nada. Entonces el borracho se dirige a uno de ellos, apuntándolo con su dedo le grita: ¿Qué te pasa? ¡Imbécil! ¿Crees que te tengo miedo?

¿Sabes cómo es la cosa? A tu madre yo le hago el amor cuando yo quiera.

El negro se enfurece pero logro controlarse y permanece sentado. El insólito borracho se dirigió al otro hombre y le grito: Tú también eres un ¡imbécil! y tomando un vaso de licor de la barra le arrojo el líquido al negro por el rostro.

Inmediatamente los 2 corpulentos hombres se levantaron ya habían perdido la paciencia. De forma increíble el borracho siguió insultando al peligroso hombre: Si estúpido a tu madre también le hago el amor cuando yo lo desee.

Las pocas personas que quedaban en el bar corrieron a esconderse algunos bajo las mesas, otros tras la barra, el cantinero ya había huido por una puerta trasera. Finalmente los peligrosos pandilleros no aguantaron más insultos y con fiereza tomaron al borracho con sus enormes manos. Lo levantaron por sobre sus cabezas como si se tratara de un liviano muñeco de trapo. Quienes observaban el suceso estaban horrorizados pensando que el osado borracho seria arrojado con fiereza para una muerte segura.

Sin embargo el borracho permanecía sujetado firmemente a lo alto por los peligrosos hombres, que en ese momento le gritaron con determinación:

_ ¡Papá te pones insoportable cuando bebes! Vámonos a casa!

Escrito por YORAXXY DURAN, autor del libro “Con los ojos del corazón”, disponible en amazon, director de www.delvalleoportunidadesturisticas.com, me honrara y agradeceré mucho si usted tiene a bien seguirme y recomendar mis cuentas en: Twitter, Instagram, y YouTube, todas como: @yoraxxy, email:yoraxxy@gmail.com

Total Page Visits: 243 - Today Page Visits: 52